El presidente del gigante petrolero ruso Lukoil, Ravil Maganov, murió este jueves tras caer desde la ventana de un hospital en Moscú, según informaron medios de comunicación rusos.

Maganov, de 67 años, estaba siendo tratado en el Hospital Clínico Central de la capital rusa por un ataque cardíaco y falleció a causa de sus heridas, según informó una fuente anónima a las agencias rusas Interfax y TASS. Esa misma fuente indicó también que el empresario tomaba antidepresivos.

La agencia TASS informó, citando a fuentes de las fuerzas de seguridad, de que el suceso ocurrió a las 07:00 hora de Moscú (04.00 GMT) y que se trata de «una muerte por suicidio».

Según una fuente policial del diario económico RBC, Maganov cayó desde la ventana del sexto piso del hospital.

Él es el último de una serie de ejecutivos de alto nivel que han muerto en circunstancias misteriosas.

Poco después de que Rusia invadiera Ucrania, Lukoil pidió el fin de la guerra. Fue una de las pocas grandes empresas rusas en hacerlo.

En un comunicado de entonces, el consejo de administración de Lukoil, la segunda mayor petrolera del país, pidió el fin «inmediato» de los combates, expresando sus condolencias a los afectados por la «tragedia».

Artículo anteriorTwitter prueba la función de editar, pero con límite de tiempo
Artículo siguienteTaxistas de Cancún piden aumento a las tarifas del pasaje

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí